Será difícil comenzar este nuevo proceso sin ti. Años y años acostumbrados a sufrir de los nervios cuando te llegaban balones de Bravo y luchabas por salir jugando, afortunadamente, casi siempre de manera efectiva, y cuando no era así, ibas y recuperabas la pelota como un león. Extrañaremos las mañas que nos regalabas en cada partido. Extrañaremos las muecas, la picardía y ver ese dorsal 18 corriendo por toda la línea defensiva. Te ganaste un puesto en la era de Bielsa, estuviste presente en la era de Borghi, fuiste uno de los pilares fundamentales en la época de Sampaoli y lograste conquistar 2 Copas América, algo que ningún otro central izquierdo había logrado en toda nuestra historia. No me importa si a nivel de clubes eras un desastre, si cuando te ponías la camiseta de la Selección, dejabas la vida en cada partido sin importar el rival. Siempre estuviste presente cuando te necesitábamos, hasta en los peores momentos. Muchos dirán que Gary Medel te tapaba los errores y por eso pasabas desapercibido, pero claramente no era así, muchas veces salvaste balones épicos y fuiste fundamental dentro de la cancha, como por ejemplo ante Uruguay en el 2015 y 2016. Jamás olvidaremos los momentos alegres, chistosos y locos que nos brindaste. Jamás. Simplemente gracias por tanto, Jarita querido. LOS VERDADEROS HINCHAS JAMÁS TE OLVIDAREMOS BICAMPEÓN.⚽🏆🏆🇨🇱


Será difícil comenzar este nuevo proceso sin ti. Años y años acostumbrados a sufrir de los nervios cuando te llegaban balones de Bravo y luchabas por salir jugando, afortunadamente, casi siempre de manera efectiva, y cuando no era así, ibas y recuperabas la pelota como un león. Extrañaremos las mañas que nos regalabas en cada partido. Extrañaremos las muecas, la picardía y ver ese dorsal 18 corriendo por toda la línea defensiva. Te ganaste un puesto en la era de Bielsa, estuviste presente en la era de Borghi, fuiste uno de los pilares fundamentales en la época de Sampaoli y lograste conquistar 2 Copas América, algo que ningún otro central izquierdo había logrado en toda nuestra historia. No me importa si a nivel de clubes eras un desastre, si cuando te ponías la camiseta de la Selección, dejabas la vida en cada partido sin importar el rival. Siempre estuviste presente cuando te necesitábamos, hasta en los peores momentos. Muchos dirán que Gary Medel te tapaba los errores y por eso pasabas desapercibido, pero claramente no era así, muchas veces salvaste balones épicos y fuiste fundamental dentro de la cancha, como por ejemplo ante Uruguay en el 2015 y 2016. Jamás olvidaremos los momentos alegres, chistosos y locos que nos brindaste. Jamás. Simplemente gracias por tanto, Jarita querido. LOS VERDADEROS HINCHAS JAMÁS TE OLVIDAREMOS BICAMPEÓN.⚽🏆🏆🇨🇱